Sobre mí

Mi imaginación y mi necesidad creativa han sido el corcel con el que he viajado a muchos lugares, a veces incluso contra mi propia voluntad.
Desde niño he sentido ese impulso, conduciéndome en muchas ocasiones al desarrollo de un cuento o a la creación de un juego infantil que testaba con mis iguales.
Supongo que en ese momento no pensaba en ser escritor, simplemente en manifestar esa energía creativa.
Mi primer recuerdo consciente de desear ser escritor surgió en mi adolescencia, cuando una idea fantástica apareció en mi cabeza. La desarrollé varias veces, pero nunca me convenció lo suficiente como para continuar dándole forma.
Mi siguiente intento en firme fue durante mi periodo universitario, en el que escribí varios relatos y un centenar de páginas de una novela que jamás llegué a terminar (y que recuperaba la idea fantástica que concebí años atrás).
En ese momento acabó mi carrera literaria, y me dedicaría únicamente a la psicología clínica (estudios que cursaba por aquel entonces)…
…Sin embargo, en mi último año de estudios descubrí que quería ser escritor (ese año descubrí muchas cosas, como la persona con la que me casaría).
Desde entonces, con más o menos acierto, he escrito varias novelas y, sobre todo, he aprendido que una persona puede ser prácticamente lo que desee…